Your search results

Ansiosos ¿Por regresar a clases?

Publicado por Susana en abril 24, 2017
| 0

Ansiosos ¿Por regresar a clases?

 Tpta. Cristina Orendain y Lic. Cristy de Obeso

¿Qué tal las vacaciones de verano? Es divertido romper la rutina, pero el regreso a clases está cerca. ¿Están listos tus hijos para regresar al estudio y la responsabilidad? ¿Ustedes, papás, están listos para horarios más apretados y necesarios de cumplir?

Creo que es un buen momento para recordar que nuestro cuerpo se acostumbra a los hábitos. En vacaciones, lo lógico es que estos hábitos o rutinas, sean más “holgados”, “permisivos”, en donde desde los ritmos de sueño se ven modificados, ya que en la mayoría de los casos parte de la diversión de este periodo de tiempo, es el desvelarse.

Otro factor que puede llegar a cambiar de manera significativa, es la alimentación, más si hubo la oportunidad de salir de casa y pasar días en otro lugar fuera de la ciudad. Mientras no sea en exceso, este cambio de ritmo en la vida es sano, ya que como parte de la salud integral de cualquier persona, está la diversión, el esparcimiento, la oportunidad de dejar por un rato las responsabilidades. Pero puede suceder que estos cambios de hábitos hagan un poco más complicada el regreso a la realidad, a la rutina y sobretodo, que puedan causar una cierta ansiedad, tanto en adultos como en niños.

Por esto, en esta ocasión quiero hacerte algunas recomendaciones para hacer este regreso a clases más placentero. Quizá lo más importante que tenemos que hacer, es reprogramar nuestro cerebro, para que esté tranquilo y listo para volver a los horarios y recibir los nuevos conocimientos que la escuela está por ofrecer.

Recomendaciones

El primer aspecto, es el descanso, ya que cuando se duerme bien y profundamente, el estado de ánimo, las energías y la capacidad de atención aumentan; además, por la noche y durante las 8 horas de sueño que cada niño requiere, se dan los procesos de regeneración del cuerpo, tanto de sus células, como de sus huesos y tejidos.

Este aspecto requiere el regresar poco a poco a la hora habitual de ir a la cama. Para facilitar el sueño, es importante no realizar ninguna actividad física, ni ver televisión y mucho menos programas que puedan alterar el ánimo de los pequeños, antes de dormir; un consejo muy importante que también ayuda a este buen descanso, es el cenar mínimo una hora antes de ir a la cama, para tener una buena digestión que nos ayude a conciliar el sueño, hábito que se relaciona con el segundo punto importante: la buena alimentación.

Para regresar al cuerpo a su ritmo habitual, es importante comenzar a retomar una semana antes, los horarios de alimentos, desde el desayuno (lo que implica comenzar a tener nuevamente un horario para despertar). Es indispensable incluir en este momento los nutrientes que ayudarán a que el cerebro y el sistema nervioso central estén más tranquilos y dispuestos a regresar a la rutina.jpg7
¿Cuáles son estos nutrientes básicos que debes tomar en cuenta para mantener el sistema nervioso tranquilo y nutrir bien al cerebro, para evitar nervios, ansiedad, insomnio y falta de atención o retención?
Complejo B (sobre todo las vitaminas B1, B6 y B12), que lo encuentras en la levadura de cerveza, en el huevo, en los vegetales verdes, cereales integrales como el maíz, en varias leguminosas como la soya y el frijol y en la carne.

El aminoácido triptófano, que es el que promueve la formación de la serotonina, es decir, la hormona del descanso. Lo encuentras en los cereales y harinas integrales, así como en la carne, huevo, leche y quesos frescos y magros como el requesón o la panela.

El magnesio, mineral que evita calambres y contracciones musculares, lo que permite un buen descanso físico. El chocolate verdadero, la avena, el germen de trigo, las nueces en general, son fuentes de magnesio.

Y algo muy recomendable es algún suplemento o alimento que esté fortificado con DHA, un ácido graso proveniente de la familia de los omega 3, que es uno de los nutrientes más importantes a nivel cerebral, y que facilitan la buena memoria, retención y buena comunicación entre las neuronas.
Te la pongo fácil: aquí te propongo una cena para toda tu familia, que podrán disfrutar, digerir fácilmente y que les ayudará a un buen descanso: dos enfrijoladas rellenas de panela, acompañadas del siguiente licuado: 1 vaso de leche, 2 cucharadas de avena, 6 almendras y medio plátano… ¿se te antoja?.

Otros artículos que te pueden interesar.

Deja un comentario

Your email address will not be published.