header_image
Your search results
Publicado por Miguel Mccormick en diciembre 4, 2018
| 0

Cuando tecleamos en el buscador de Google las palabras “Padres y deberes escolares” podemos ver cómo, frecuentemente, palabras con connotaciones negativas como “tensión”, “contaminación”, “estrés” o incluso “calvario” y “pesadilla” aparecen ante nuestros ojos.

Pero es justo ahí, donde podemos encontrar una fantástica oportunidad de acercarnos a los chicos para platicar con ellos, saber un poco más sobre su día, sobre lo que aprendieron en clase o sobre los momentos más sobresalientes en su jornada de trabajo o con sus pequeños amigos.

¿No estás convencido? Entonces sigue leyendo.

¿Cómo puedo involucrarme de manera asertiva en las tareas escolares de mi hijo?

Aquí te damos algunos tips.

¡Busca que el profesor sea tu mejor aliado!

👩‍🏫 Cada ciclo escolar es importante conocer al maestro, busca la manera de platicar con él, toma notas durante las reuniones o incluso haz preguntas. Acércate, seguro encontrarás en él o ella un gran aliado y conocerlo mejor, te ayudará a tener una idea más clara de cómo esperan los profesores el apoyo en casa en el proceso de tu hijo.

✍ Aprovecha y pregunta al maestro que piensa de las tareas en casa y sobre otras actividades en las que tu tengas que intervenir: ¿está a favor de está práctica? ¿qué actividades se planean en casa con los padres? ¿en qué épocas del año tendrán lugar? ¿será una sola vez o durante todo el año? ¿Cómo se espera la intervención de los padres en el acompañamiento de las tareas y del proceso académico?

🎯Pregunta al profesor cuales son los objetivos de la enseñanza de este ciclo escolar o de este trimestre: ¿Qué conocimientos y habilidades se requieren y se deben adquirir? Esto, no sólo te ayudará a apoyar mejor a tu hijo, sino que también te ayudará a darle sentido a lo que hace: un niño está más motivado si tiene “una visión clara del objetivo” y si se siente capaz de hacer lo que se espera de él.

Pequeñas rutinas diarias

🧘‍♂ La implementación de rutinas diarias crean un ritmo tranquilizador para ustedes como papás y para el niño. Esto puede reducir la ansiedad generada por la necesidad de hacer la tarea. (Fijar un espacio establecido para hacer la tarea y acondicionado de manera adecuada, un horario específico, etc)

⚽¿Por Qué no empezar con un periodo de esparcimiento para generar un descanso mental? Esto es lo que recomienda Brigitte Prot: “Antes de los 13 años, se necesitan al menos tres cuartos de hora para que el niño haga la transición y abandone la escuela completamente para poder entrar en el mundo de la vida doméstica”.

📔Tómate tiempo para observar junto con el chico los libros de texto, sus cuadernos y sus libretas de tareas. Esto les ayudará a ubicar dónde se encuentra el niño en su aprendizaje. Pueden incluso adelantarse un poco para ayudar al pequeño a organizarse mejor y así trabajar con él en su autonomía y gestión del tiempo. Esto promueve su autodeterminación al mismo tiempo fortalece su confianza en sí mismo.

⏳ Para las tareas, hay algunos especialistas que consideran que 30 minutos son suficientes. Si tu hijo tiene dificultades con el tiempo, prueba nuevas formas de trabajar y organizarse; luego evalúa la efectividad de estos nuevos métodos. Muéstrale a tu hijo que lo apoyas, que estás con él y aliéntalo. Recuerda que lo que más importa es la regularidad. Un buen hábito puede hacer una gran diferencia.

💬Tómate el tiempo para charlar sobre la tarea: la verbalización es un proceso esencial porque promueve la asimilación del curso y además refuerza la cercanía con tu hijo al crear un momento de compartir.

🎒Una vez que haya terminado la tarea, pídele que prepare su mochila para el día siguiente para ahorrar tiempo y trabajar en su independencia. Poco a poco, esto será algo que haga sin que necesites recordárselo.

📚Para finalizar el día puedes utilizar el maravilloso recurso de leer juntos un cuento de su elección, con esto lo ayudas a ir tejiendo una relación emocional positiva con la lectura.
Cada semana…

🗓Si se tomaron el tiempo de checar la agenda o los libros de texto y cuadernos de manera regular, seguramente ya saben lo que tu hijo puede preparar para la semana. Para aumentar su organización e independencia, enséñale a tu hijo que puede organizarse preparando el trabajo con anticipación y anímalo a hacerlo. Esto le permitirá planificar de antemano el tiempo para para preparar una evaluación, una investigación o una presentación por ejemplo.

✨Una vez hechos sus trabajos, enséñale a guardar su mochila y su material. Muéstrale que es importante cuidar su material y que las cosas bien organizadas, cuidadas y limpias son más presentables, serán mejor recibidas y le permiten aprender mejor.

👁Aprovecha también los fines de semana para realizar actividades familiares que les resulten divertidas e informativas: una excursión al zoológico, un paseo por el bosque o una visita a un museo pueden ser grandes oportunidades para descubrir cosas juntos para estimular la curiosidad de tu hijo y asociar los episodios de aprendizaje en su mente con momentos de alegría y de compartir.

Y tú, ¿cómo te involucras en el aprendizaje de su hijo? ¿Estás más a favor o en contra de la tarea? ¿Qué momentos le dedicas al aprendizaje de tus hijos?
Compártenos tus comentarios, queremos saber sobre ti y recuerda que Klassroom facilita que los padres de familia se involucren en las actividades del salón de clases y en la educación de tus hijos.

Descarga la app hoy y recomiéndala a tu salón de clases. Klassroom, la aplicación que reinventa la comunicación entre padres y maestros.
Ingresa a http://es.klassroom.co y conoce mas sobre nosotros.

Consulta más información importante en nuestra sección de artículos

Deja un comentario

Your email address will not be published.