Your search results
Publicado por Susana en febrero 2, 2020
| 0

 

Alergias e intestino, amigos inseparables

Lic. Cristina De Obeso Orendain

Termina el invierno y cambia el clima, la naturaleza comienza a mostrar sus mejores colores, y tú… no puedes disfrutarla porque no dejas de estornudar, tus ojos solo lloran, te duele la cabeza, tienes reacciones molestas en la piel, tu digestión está terrible… es decir, tienes alergia.

Es ya muy sabido que en los meses de cambio de clima, las alergias aparecen con más fuerza, quizá porque este cambio de temperatura obliga al cuerpo a gastar más energía para adaptarse a la nueva condición climatológica y, porque cada estación conlleva un nuevo hábitat para virus, parásitos, hongos, microorganismos de los cuales el cuerpo se tiene que defender, lo que implica que tu sistema inmunológico esté más ocupado de lo normal.

¿Qué son las alergías?

Las alergias son producto de una reacción natural de tus mecanismos de defensa (sistema inmunológico), que te están protegiendo (o por lo menos, así lo piensan), de agentes que son potencialmente dañinos y que pueden enfermarte. El problema con las alergias es que esta reacción es exagerada y por lo general, se produce ante circunstancias que en condiciones normales, y sin tener esta hipersensibilidad, no son dañinas; sin embargo, el organismo de una persona con alergia, detecta que el polvo, el perro, el pasto, la abeja, la fresa, el cambio de clima… son patógenos, es decir, son agentes nocivos que hay que destruir generando un ambiente hostil en el cuerpo, que es lo que llamamos inflamación. Por esta razón, uno de los signos más comunes y evidentes de un cuadro alérgico, es la inflamación articular, la inflamación de labios o de pómulos, inflamación de párpados, o lo que es más peligroso, inflamación excesiva de las vías respiratorias ¡que pueden dejarte sin respirar!.

Existen medicamentos y vacunas para todas estas reacciones alérgicas, pero yo te tengo una propuesta que puede fortalecer tu sistema inmunológico y por lo tanto, ayudarte a tener un mecanismo de defensa más eficiente: cuida tu flora intestinal, es decir, cuida tu intestino.ALER

¿Cuál es la relación entre las alergias y el intestino?

Si lo reflexionamos, la relación entre el sistema inmunológico y el intestino es muy sencilla: la flora intestinal. La mayor parte de nuestras defensas se encuentran en el intestino delgado, en donde se ubica nuestra flora. Es ahí donde la mayoría de nutrientes llega a la sangre para alimentar a la célula. Y esos nutrientes se pueden utilizar gracias a las bacterias benéficas que ahí se aloja. Si nuestra flora intestinal trabaja correctamente, nuestro cuerpo se nutre adecuadamente y está fuerte.

Algunos factores que dañan nuestra flora intestinal son: medicamentos como los antibióticos, una alimentación desbalanceada con exceso de alimentos ácidos, estreñimiento o diarrea crónica. Para repararla es muy importante incluir siempre en nuestra alimentación, productos fermentados como el yogurt árabe, casero o de búlgaros, la col agria o alimentos encurtidos. Es muy recomendable para las personas con alergias, de manera periódica y sobretodo, unas semanas antes de que lleguen estos meses tan difíciles para su hipersensibilidad, suplementarse con prebióticos como lactobacilos o acidófilos.

Otra vitamina que no puede faltar en nuestra estrategia preventiva, es la vitamina C, reconocida por diferentes especialistas en el mundo de la medicina, como la vitamina anti-alergias. Es importante que esta vitamina se consuma antes de que se presente el cuadro alérgico, en cantidades de 400 mg. en niños en edad escolar y de un gramo en adultos.

Otro aspecto a considerar, es el evitar un intestino permeable; es decir, tenemos que cuidar las paredes de nuestro intestino para que éstas no se hagan porosas, y entonces no salgan a través de ellas, grandes moléculas sobretodo de proteínas mal digeridas, al torrente sanguíneo. Nuestras células de defensa detectan estas proteínas como patógenos y las atacan, desencadenando toda la serie de reacciones que caracterizan a una alergia, sobre todo si se sufre de alergias alimentarias.ALERGIAS

¿Cómo cuidarnos?

La manera de cuidar nuestras paredes intestinales, es: una dieta balanceada rica en frutas y verduras, tomar 2 litros de agua al día, darnos el tiempo adecuado para cada alimento y que de esta forma, lo mastiquemos de manera eficiente; y por supuesto, que no se nos olvide consumir cotidianamente, ácidos grasos esenciales como el aguacate, aceites vegetales prensados en frío, cacahuates, almendras, nueces, pescados de agua fría como el atún o el salmón y leguminosas como la soya o el frijol.

Si mejoramos nuestros hábitos alimenticios, cuidamos a nuestro intestino y hacemos ejercicio adecuado, estaremos dándole de forma natural, una batalla a las alergias.

Mas artículos AQUI

Únete a nuestro grupo de consulta AQUi

Deja un comentario

Your email address will not be published.