click to enable zoom
Cargando mapa
No hemos encontrado ningún resultado
abrir mapa
Vista Roadmap Satellite Hybrid Terrain Mi Ubicación Pantalla completa Prev Sig
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 results. ¿Desea cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 results
Your search results

Abuso Infantil

Publicado por Susana en abril 18, 2017
| 0

Por: Carlota Tello Vaca Psicóloga y sexóloga

El maltrato infantil y la violencia contra los niños y niñas dentro del ámbito familiar establece una problemática que, aunque ha sido perpetuada en la especie humana durante toda la historia, en este siglo XXI, siglo donde los Derechos Humanos deben hacerse reales y vivirlos en todos los grupos sociales, en todos los grupos etáreos. Ya pasaron los días en los que estábamos entendiendo y haciendo discursos de cómo hacer que los derechos humanos empezaran a sumar realidades.

Un tema pendiente es el abuso sexual infantil, porque sus consecuencias limitan el desarrollo de los actores sociales involucrados en el proceso. El infante que ha vivido el abuso y la persona que inflige el abuso; el primero sufre del abuso, pero el segundo es muy probable que en algún momento de su vida fue a su vez víctima de algún tipo de violencia. Se considera el abuso sexual infantil como una forma de maltrato a los niños y a las niñas, aunque podemos hacer tres diferencias significativas.

1. La primera es que sucede la mayoría de las veces sin que exista violencia física de por medio, como cuando se trata de violación; pero es un acto que confiere una carga importante de violencia y confusión emocional que compromete el proceso de desarrollo de los y las infantes.

2. En los niños y niñas que han vivido el abuso, sucede en un inicio un choque emocional, y conforme van pasando a otras etapas de la vida, van creando significados de lo vivido, esta situación involucra el callarse en un inicio, el malestar sentido que se guarda, la falta de confianza para decir qué y a quién; la poca credibilidad de los padres, entre otros elementos que le otorgan una gran complejidad al tema. La o el infante tienden a manifestar problemas de índole personal, es decir, problemas de aprendizaje, de carácter emocional, de autoestima, de varias conductas que ya eran propias de su maduración física y las psicológica y que tienen un retroceso, porque en términos generales es difícil que los niños y niñas puedan comunicar verbalmente lo ocurrido.

3. El abuso sexual daña emocionalmente a quien lo ha vivido, y el hecho constituye una actividad censurada socialmente y que puede recibir una sanción legal; pero es una situación en extremo dolorosa y los adultos cuidadores del infante, no están prepara- dos en la mayoría de los casos para enfrentar este dolor y prestar la ayuda necesaria. La detección de esta grave problemática de salud pública es muy complicada, es manejada como un secreto, porque no es comprendida por el infante.

Las estadísticas afirman que alrededor del 22% de los niños y las niñas vivirán abuso sexual antes de llegar a los 11 años. Es muy importante educarlos en sexualidad integral, para que puedan evitar ese daño, hay que desarrollar en ellos competencias y habilidades que les permitan poner un límite al abuso de cualquier tipo, pero en este sentido contra el abuso sexual, nos parece muy importante.

¿CÓMO Y HASTA DÓNDE INVOLUCRARSE?

Qué podemos hacer como adultos cuando se nos notifica que ha ocu- rrido un abuso. En primer lugar darle credibilidad al infante. Cuando una niña o niño nos aborda para comentarnos la confusión que siente por lo que ha sucedido, en necesario ser empático y escuchar pacientemente, prometiendo siempre que será protegido y que ha tomado una muy buena decisión al de- cirlo. En segundo lugar hay que buscar ayuda profesional y canalizar al infante. Dar asistencia a las personas que están al cuidado del infante, madre o padre, o ambos.

Es importante enseñarles a los niños y niñas que las caricias y los abrazos son muy agradables, siempre y cuando éstas no les incomode; si es así deben rechazarlas, sea esta de un familiar de la casa, pariente o desconocido.

Los niños, niñas y adolescentes deben saber que no deben recibir regalos (caramelos, juguetes) de personas desconocidas o conocidas, que le exijan luego, hacer cosas que los hacen sentir incómodos, sobre todo cuando les piden hacerlas a solas o en secreto. Padres y profesores deben conocer y analizar conjuntamente las situaciones en las que los niños, niñas y adolescentes pueden desenvolverse por sí mismos sin riesgo y tomar medidas en aquellas situaciones en que aún necesi- ta de su protección y cuidado. Los padres deben acostumbrar a sus hijos a tomar las medidas de prevención necesarias antes de salir de la casa o de la escuela.

¿CUÁLES SON LAS ALTERNATIVAS DE TRATAMIENTO PARA LOS SOBREVIVIENTES DE A.S.I.?

Las alternativas de tratamiento están orientadas a la Intervención psicológica para que los significados del abuso no causen daño emocional o éste sea mínimo. Terapia de perdón, dependiendo de la edad de la persona que ha vivido el abuso sexual.

Cuando el niño o la niña se sienten en un ambiente de confianza, de credibilidad, de apoyo emocional, todo esto redundará en una recuperación más benigna del trauma que ha vivido.

Es muy importante pensar en la prevención; tanto si se es sobreviviente de abuso sexual como si no ha sucedido, dar estos elementos para el autocuidado a los niños y niñas es muy importante. La prevención se hace efectiva cuando los niños y las niñas reciben educación sexual integral. Recordando una de las entrevistas que realizó Lydia Cacho para su libro “Los demonios del Edén”. Ella les preguntó a algunas y algunos jóvenes de 18 y 19 años, que habían conocido al pederasta cuando tenían entre 12 y 13 años, ella relata: Me llamó fuertemente la atención escuchar de la voz de varias jovencitas que ellas sabían que el pederasta se llevaba a las niñas para tener sexo, incluso, dijo una, “para violarlas”. Cuando les pregunté por qué creían que sus compañeras sí cayeron en las redes y ellas no, dijeron claramente que a ellas en casa desde la infancia les hablaron sobre sexualidad y lo que nunca debes hacer porque te hace daño.

Deja un comentario

Your email address will not be published.